Momento para cambiar la correa de distribucion

La correa de distribución es una de las piezas fundamentales de tu coche, puesto que esta se encargará de mantener tu coche funcionando. Para encontrar un mecánico que se encargue de esta reparación, te recomiendo el directorio de autingo, que es el mejor que podrás encontrar en el mercado.

Sin embargo, debes tener presente cuándo son los momentos en los que debes hacer la sustitución de esta correa en tu coche. Es por esto que te he preparado este post, y te recomiendo seguir leyendo para saber cuándo debes hacer el cambio.

¿Cuándo cambiar la correa de distribución?

Existen tres causas básicas que ameritan un cambio en la correa de distribución, estos casos son los siguientes:

Por tiempo de uso

Normalmente esta es una correa que tiene una vida media de 100.000 kilómetros, y que una vez que el coche alcanza este kilometraje es necesario cambiarla. De lo contrario, esta podría romperse o comenzar a funcionar mal, haciendo que tengas daños graves en el motor que en algunos casos no se podrán reparar.

Por lo tanto, debes estar muy atento al kilometraje de tu coche, en especial si lo usas regularmente, para evitar que tu motor resulte averiado por no cambiar la correa a tiempo.

Por daños en la correa

Por lo general, la correa de distribución puede verse afectada de manera negativa cuando se tiene una fuga en el motor. Las fugas típicas que pueden causar daños en esta correa son de aceite o de líquido refrigerante.

En todos los casos, estos líquidos caerán sobre la correa de distribución, haciendo que puedas tener problemas con tu coche. Si la correa se daña, te aseguro que tu coche sufrirá las consecuencias, especialmente porque tendrá daños graves en el motor si no se sustituye rápidamente y se soluciona la fuga.

La correa se afloja

Esta correa está diseñada para estar siempre con una tensión perfecta, motivo por el cual, nunca puede aflojarse. En algunos casos, por ejemplo, cuando se cambia la bomba de refrigeración puede que se manipule de manera incorrecta el área del kit de distribución.

Si esto llega a ocurrir, es probable que la correa se afloje y pierda la tensión que tiene normalmente. En todos los casos, esta correa tendrá que ser sustituida de manera inmediata, puesto que quedará completamente inservible, por lo tanto, es recomendable que lleves tu coche únicamente a mecánicos expertos, que eviten este tipo de problemas.